+34 962 044 291 info@ossido.es
Seleccionar página

Comunicar de forma efectiva hacia nuestro público objetivo es importantísimo, pero también lo es hacerlo de forma interna.

La comunicación interna es la que está dirigida a los empleados de una empresa. Nace por la necesidad de mantener motivadas a las personas que forman una organización y a que convivan en un entorno agradable con el fin de obtener mejores resultados.

Algunos pueden pensar que para gestionar la comunicación de una empresa se necesita un gran presupuesto o recursos altamente cualificados, pero no es así. Con un teléfono móvil, la preocupación de un directivo y estar pendiente de las personas, es suficiente para mantener informados de todo lo que ocurre de forma interna. Es, sin duda, una de las claves del éxito.

Según expertos de la comunicación corporativa, una mala comunicación interna puede generar hasta un 15% de pérdidas económicas en cualquier organización. Por ello, es muy importante contar con su opinión, conocer qué piensan sobre su trabajo e implantar algunas de sus ideas para mejorar. El feeback es esencial.

A continuación, os dejamos algunas claves para gestionarla de forma correcta:

1. Crear una estrategia concreta que recoja mensajes y acciones para llevar a cabo con los empleados de la empresa.
2. Organizar reuniones o encuentros donde se informe de todo lo que está ocurriendo y conozcan de qué manera son partícipes de ello. Aprovecharlo también para crear unión de grupo.
3. Mantener lazos afianzados entre los altos cargos y los trabajadores; conseguir que se sientan que ambos son igual de necesarios.
4. Aprovechar cualquier plataforma tecnológica para comunicar, como una intranet o un usuario privado en la web.
5. Celebrar actos importantes como aniversarios o fechas señaladas.
6. Conocer la situación familiar de cada persona para facilitar la conciliación y lograr que su horario laboral sea lo más agradable posible.

No debemos olvidar que una empresa está compuesta por personas, y estas son el motor fundamental de su economía. Por ello, el factor humano es el máximo potencial para que todo funcione correctamente.

La comunicación interna juega un papel fundamental en la estrategia empresarial y provoca mejoras en cualquier aspecto de la organización.