Copyright © 2018
Ossido Comunicación

7,500
Resolved Support Cases In Our Friendly Support Forum
15,000
Happy Customers World Wide since December 2000

No renuncies al Street Marketing


Hoy, nos centraremos en la importancia que tiene para nuestra marca la organización de eventos promocionales y de ventas, también llamado Street Marketing (y es que, hay qué ver, lo bien que queda en inglés, ¿verdad?)

A día de hoy, las empresas cuentan con mucho menos presupuesto que hace unos años para este tipo de acciones. Aún así, es imprescindible no dejar de hacerlas, aunque sea de forma más austera, dada la importancia, la visibilidad –y ahora con las redes sociales, la viralidad- que tienen dentro de nuestra estrategia de marketing y comunicación.

Por si aún no lo tenéis del todo claro, en el post de hoy os presentamos todo lo que un evento bien preparado y dirigido, puede hacer por vuestra marca y por vuestra empresa.

 

  1. Hacer marca, crear imagen, posicionarnos. En definitiva, que los clientes potenciales nos identifiquen y nos tengan en la mayor estima posible (permanecer de una forma original en su top of mind).

 

  1. Fidelizar. Tenemos que ofrecer nuestra mejor cara para que no nos cambien por nadie, porque nosotros lo valemos.

 

  1. Conseguir nuevos clientes. El efecto llamada. “Vaya, ¿qué está pasando ahí? Vamos a acercarnos a ver”. Que somos muy cotillas y nos gusta ver lo que ocurre a nuestro alrededor. Aprovecharnos de nuestra propia naturaleza es perfecto para llamar la atención, darles a probar nuestros productos o servicios y conquistarles.

 

  1. Aumentar nuestra base de datos. En el propio evento podemos hacer acciones promocionales a través de sorteos o concursos y conseguir así los datos del público. Estos van a ser de muchísima utilidad, ya que podremos invitarles a futuros eventos, hacer envíos de news para que estén informados de todas nuestras novedades e incluso ofrecer ofertas y promociones personalizadas.

 

  1. Generar experiencia. Este es el objetivo principal de un evento a día de hoy. Tenemos que ofrecer sensaciones y emociones de tal forma que la persona que lo viva no se olvide nunca de ello (y por lo tanto tampoco de nuestra marca).

 

  1. Interactuar. Con este tipo de acciones conseguimos cercanía con nuestro público. Al involucrarles en nuestra acción podemos conocerles y entender sus inquietudes y necesidades mejor. Para nosotros, serán datos muy útiles y a la vez generaremos confianza por su parte. De esta forma, conseguiremos aportarle valor a nuestra marca.

Si bien es cierto que un buen evento puede salirse del presupuesto, también podemos buscar ideas baratas y originales que tengan un impacto mucho mayor, a través del marketing de guerrilla…. Pero esto, lo veremos en otro post, ¿os parece?