+34 962 044 291 info@ossido.es
Seleccionar página

Las nuevas formas de hacer marketing han cambiado totalmente, ¿verdad? Ahora en todo buen Plan de Comunicación que se precie, es casi imprescindible, si el presupuesto lo permite, contar con alguna cara conocida. Y no estamos hablando de personajes de la tele, que también. Estamos hablando de los influencers. Personas de a pie, en su mayoría que han visto incrementados sus ingresos y sus seguidores gracias a saber hacer bien las cosas. Desde mi punto de vista, los influencers tienen su mérito, aunque con el paso del tiempo, su profesión se haya prostituido un poco. Al principio, el éxito de un producto venía dado por la propia gracia de la persona que quería compartir con sus seguidores su eficacia. Cuando las marcas se dieron cuenta del filón que había en ciertas cuentas de redes sociales, esta inocencia y espontaneidad se fue diluyendo, y ahora ya todos sabemos que detrás de un hablar bien de ésta o aquella marca, hay un talón en blanco.

A pesar de ello, no podemos negar que esta nueva figura supone un empujón bien grande a nuestra campaña, siempre y cuando acertemos en elegir correctamente el perfil que nos interesa a nosotros, y sobre todo, a nuestro público objetivo.

Utilizando a estas figuras en nuestro Plan de Marketing se obtienen números de visualización, compartidos y comentarios muy altos a la velocidad de la luz. Además, de darnos mucha visibilidad.

Por este motivo, muchas agencias de Marketing y Publicidad estamos contando especialmente con ellos para campañas de todo tipo, ya que han demostrado, y lo siguen haciendo que son un tipo de publicidad muy efectiva, por la inspiración e influencia que tienen sobre millones de personas.

Actualmetne, podemos encontrar influencers de todo tipo. Desde bebés hasta ancianos pasando por futbolistas, bailarines, dietistas, actrices, modelos e incluso mascotas. El abanico de posibilidades es muy amplio, siempre y cuando tengamos un buen presupuesto.

A raíz de la importancia de esta figura a nivel comunicativa, se han creado agencias de contactos con los llamados Influencers, que gestionan, dentro de su propia cartera de influencers con quién queremos trabajar, dependiendo del presupuesto que se tenga. ¡Así de simple!

Y donde hay famosos, hay grupis. Y en el mundo de los influencers no podía ser menos. Y esta figura también es interesante tenerla presenta a la hora de hacer una campaña de publicidad, ya que también pueden ayudarnos a viralizar aún más si cabe nuestra marca.