+34 962 044 291 info@ossido.es
Seleccionar página

Ser un líder, como ya os comentamos en un post hace unos meses, es una tarea que se debe de trabajar cada día de diferentes maneras, logrando ser la cabeza de un grupo y aquel en el que todos se fijan para llevar a cabo acciones o actividades. 

Entre sus diferentes formas de llegar a alcanzar este liderazgo, se encuentra la comunicación, y por ello, un buen líder debe:

  • Comunicar para lograr influir en el equipo y conseguir que el resto adopte su postura.
  • Comunicar para escuchar las opiniones del colectivo, conociendo sus diferentes puntos de vista y aportando soluciones.
  • Comunicar para motivar al grupo y alcanzar la máxima eficiencia en su trabajo.

La motivación de un grupo de trabajo depende en gran medida de la comunicación entre el líder y el equipo. Debe lograr comunicar la estrategia y la visión de su empresa, así como los objetivos específicos de su organización.

Cuando la comunicación no es la correcta, nacen los principales problemas entre el grupo, y también entre éstos y el líder. La motivación de los miembros del equipo disminuye, se plantean seguir sus decisiones o adoptar las propias, desarrollan un impacto directo en la calidad y la productividad del trabajo de forma negativa, etc.

La palabra de un líder vale el doble, y la comunicación persuasiva, aquí forma una parte muy importante del discurso.

Es esencial practicar el discurso, coger soltura con aquello que quieres decir y hablar siempre desde la confianza y la autoridad, pero también desde la cercanía. 

Además, un buen discurso debe ir acompañado de una buena gesticulación. Las manos reflejan y refuerzan todo aquello que se quiere decir. Asimismo, se complementa con la entonación, velocidad, vocalización, silencios… Todo es igual de importante.

En resumen, sin la comunicación bien trabajada, no se puede ser un buen líder, ya que tiene un poder enorme en muchos aspectos.

Si crees que tienes postura de líder, pero no sabes comunicar, ¡ponte en manos de profesionales! Te ayudarán a alcanzar todos tus objetivos y a aprender cómo dirigirte al resto de tu equipo o público. 

¡No olvides que es esencial para tu trabajo!