+34 962 044 291 info@ossido.es
Seleccionar página

Hay días que parece que todo el mundo se ha levantado con el pie izquierdo. Hoy ha sido uno de ellos en la agencia. Y es que lo peor que le puede pasar a un creativo es que le aprieten las tuercas, porque es la mejor manera de hacer que su inspiración se ponga en huelga.

8:02 h. Suena el teléfono y un cliente nos pide, sí o sí, que necesita una marca para hoy. Debe enviarla junto con la documentación adecuada para entrar en concurso, y hoy, justamente es el último día de envío. ¡Viva la previsión! Esto a muchos nos pone entre la espada y la pared, porque crear una marca de calidad, requiere algo más que diez minutos.

Lo peor que puede pasar no es que la marca que diseñemos sea una castaña total de la que luego te vas a arrepentir. Lo pero, como digo, es que la mente se te quede en blanco. Vamos, el bloqueo mental de toda la vida.

Pero, ¿qué es el bloqueo mental?

Para entender bien de qué hablamos, podemos definir el BLOQUEO MENTAL como una forma de resistencia o de rechazo incontrolable. Se trata de una negación inconsciente de un pensamiento o una emoción.

Para nosotros, creativos, la acepción que más se ajusta es a quedarse en blanco, es cuando no somos capaces de pensar correctamente y de organizar nuestros pensamientos. Y esto, ocurre, ¡y tanto que ocurre!

Resetéate…

Cuando una situación así nos pasa, ponerse nervioso no ayuda demasiado, así que lo mejor es respirar profundamente y focalizar la mente para saber cuál es el problema. ¡Es evidente! El problema es que estamos bloqueados y tenemos que presentar una marca en menos de dos horas….

Después de detectarlo, hay que relajarse, pasear, charlar, pero sobre todo, despejar la mente, focalizándola hacia otros derroteros. Y para conseguirlo, nada mejor que contarnos el fin de semana que siempre es un tema muy, pero que muy recurrente…

Entre anécdotas, comentario y risas, el ambiente se ha relajado, y de forma automática, la mente ha arrancado otra vez, y la inspiración ha vuelto… Y se le ha mandado al cliente el trabajo que había pedido, que al final, no ha salido tan mal…

Para la gente creativa que sufre bloqueos mentales, dejad fluir las ideas, relajando la mente y creando un ambiente distendido y agradable… A nosotros nos funciona y estamos convencidos que, a ti, también.